¿Puede saber lo que su perro siente por su ladrido?

Por Nicole Pajer

¿Es capaz de saber si su perro está contento, triste, enfadado o asustado? Muchos dueños de perros dicen que pueden saber exactamente en qué estado de ánimo está su perro sobre la base de las variaciones en los ladridos y ruidos que hacen.

Un experimento reciente en Hungría propuso probar la teoría de que los seres humanos son capaces de distinguir las intenciones emocionales de sus perros transmitidas en una diversidad de ladridos. Bajo el asesoramiento del Dr. Ádám Miklósi de la Universidad Eötvös Loránd en Budapest, un equipo de investigadores de uno de los primeros centros del mundo dedicado a investigar la relación ser humano-perro llevó a cabo un fascinante estudio de campo.

“Los científicos solían creer que el ladrido era un sonido aleatorio sin contenido ni información específicos; sin embargo, tenemos una idea diferente. Los perros podrían decirnos algo relacionado con el enfado, el temor, la felicidad, la desesperación. Entonces, estas son emociones básicas que creo que los seres humanos podrían ser capaces de reconocer en el sonido del ladrido,” explica Miklósi.

Como base del experimento, Miklósi y su equipo interpretaron diversas situaciones, que provocaron que los perros ladraran y luego grabaron las reacciones caninas. Se trajo a un grupo de personas para escuchar las grabaciones y se les indicó que relacionaran el ladrido con una emoción. Los resultados fueron bastante acertados. Cuando se les presentó una grabación de un perro al que se hizo ladrar en una situación específica, los participantes fueron capaces de identificar la emoción que el perro trataba de transmitir a través de su ladrido.

A continuación se presentan varios extractos del estudio:
El Ladrido del Perro Solo-Donde un miembro del equipo de Miklósi ató a un perro a un árbol y se marchó.

Esto es lo que los participantes dijeron acerca de la grabación:

“Suena como un perro que reclama atención.”

“Está ansioso.”

“Está triste; afligido.”

“Quiere que lo liberen de una cadena o algo por el estilo.”
El Ladrido de Excitación – Donde un miembro del equipo excita a un perro mostrándole una pelota para jugar a lanzarla y traerla.

Esto es lo que los participantes dijeron acerca de la grabación:

“Creo que ése es juguetón.”

“Excitación.”

“Parece como si le estuviera pidiendo algo a su dueño.”

“Suena como si quisiera una pelota o un juguete o algo. Podría estar jugando con eso.”
El Ladrido de Enfado -Donde Miklósi se dirigió a una casa con un perro guardián y lo irritó.

Esto es lo que los participantes dijeron acerca de la grabación:

“Enfadado”

“Ése es el sonido que haría si él [mi perro] viera a alguien caminando detrás del cerco”

“Es un desconocido. Creo que es un desconocido que invade su territorio.”

“En conjunto en el estudio, se puede ver que las personas fueron capaces de discriminar seis ladridos, y la mayoría de ellos tuvieron bastante éxito al hacerlo,” explica Miklósi quien también ha estado trabajando en un sistema para determinar criterios para analizar ladridos. El investigador mide tres elementos del ladrido de un perro, que según dice, probablemente también sean aquéllos en los que el criterio de las personas se basa cuando se les pide que describan un ladrido en términos de contenido emocional: la frecuencia del ladrido, la tonalidad y el intervalo entre los sonidos del ladrido.

Los estudios de este tipo no sólo ayudan a fortalecer el vínculo entre los dueños y sus perros, sino que también sugieren que a través del proceso de domesticación, los perros han evolucionado su elaborado repertorio vocal, especialmente para comunicarse con nosotros. No es de sorprender que, para comunicar sus emociones, usen muchos de los mismos sonidos que nosotros usamos: el perro suspira cuando está aburrido, lloriquea cuando está triste y suelta un ladrido profundo y gutural cuando está alarmado.

¿Su perro tiene diferentes ladridos para diferentes estados de ánimo? ¿Es usted capaz de distinguir cuando está triste, quiere salir y se siente amenazado por un desconocido que se aproxima?

Fuente: www.cesarsway.com