En Argentina perra labradora salvó a niño de morir ahogado.

Gino volvió a casa. Poco menos de veinticuatro horas después del momento en que lo encontraron, casi ahogado, dentro de su piscina, el niño de dos años se reencontró con su pelota de rugby y con sus dibujitos en la tele. Y también con su mascota, que no dejó de saltarle y tirarle lengüetazos al ver su llegada. Es Eva, la perra Labrador de seis meses que, gracias a sus desesperados aullidos, logró que su inseparable amiguito fuera rescatado a tiempo. Porque Gino no sólo volvió a casa. Volvió a la vida, y todo por el instinto de su fiel mascota.

“Cuando llegamos a la piscina el niño estaba boca arriba, como muerto, con los ojos para atrás y todo morado”. La imagen aterra y sólo se atenúa por la serenidad que muestra Patricia al contarla. “Es que todavía no caí”, confiesa la mamá de Gino, apenas llegada del hospital Penna donde su hijo estuvo internado en el área de Pediatría hasta ayer a las cuatro de la tarde.

Los ladridos y aullidos de Eva se mantuvieron mientras Gino permanecía caído en la pequeña piscina de cemento de no más de medio metro de profundidad. El animal despertó al padre del chico, que estaba durmiendo la siesta. Cuando salió al patio, vio a su mujer llorando y a su cuñado con el niño, todo mojado, en brazos. “Estaba muy mal. Le tuvo que hacer resucitación cuatro o cinco veces hasta que volvió en sí. Le volvieron los ojitos y comenzó a recuperar el color”, relató Gustavo Belleggia, padre del niño.

Cuando su mujer y su cuñado fueron hasta el patio, Eva, además de aullar, estaba con sus patas estiradas, casi al borde de la piscina , como queriendo llegar hasta donde estaba el nene. “Se la trajimos en agosto, para el último Día del Niño, y están juntos todo el día. Juegan, hacen lío, rompen todo. Es como su hermanita menor”, gráfico Gustavo.

COMPINCHES. GINO, AYER, CON SU PERRA EVA, TRAS VOLVER DEL HOSPITAL. SE LA REGALARON EN AGOSTO PARA EL DIA DEL NIÑO.

Fuente: www.clarin.com