Igualdad Animal y Equanimal exigen la libertad de los activistas detenidos.

El juzgado de instrucción de Santiago ha decretado prisión para tres personas y ha dejado en libertad con cargos a otros ocho activistas acusados de delitos contra la propiedad, las personas y el medioambiente.

Todos ellos fueron detenidos esta semana en Madrid, Pontevedra, Gijón y Bilbao tras una investigación que se inició en noviembre de 2007 por un juzgado de Santiago de Compostela a raíz de la suelta “presuntamente intencionada” de 20.000 visones de una granja de Galicia.

Igualdad Animal y Equanimal, organizaciones a las que pertenecen o han pertenecido algunos de los detenidos, apuntan en un comunicado conjunto, que son entidades legales y con amplia trayectoria en el movimiento por los derechos animales, “cada vez con un mayor reconocimiento y apoyo social” a su trabajo.

“No realizamos el tipo de activismo por el que se nos trata de inculpar. Si algo caracteriza nuestro activismo, es el carácter pacífico y la transparencia de nuestras actividades, ya que todo lo que hacemos acaba siendo de dominio público”, señalan.

Reiteran que no tienen “nada que ocultar” y solicitan la puesta en libertad de los detenidos, “ya que son inocentes de todos los cargos que se les imputan”.