Peleas de perros: datos importantes que se deben saber.

Existen varios tipos de peleas de perros. Cada cual tiene sus propias características, y es necesario que conozcas la diferencia entre unas y otras antes de intentar tomar el control sobre esa situación.

Disputas de jerarquía entre dos machos. Este tipo de pelea es, por lejos, el tipo más común de pelea en el entorno natural del perro. También es el tipo de pelea en la que – generalmente – no hace falta que intervengas, porque si las cosas son como deben ser y como manda la Naturaleza, el resultado no debería causar daños importantes a ninguno de los contendientes. Seguro, esas peleas suenan como si se estuvieran masacrando docenas de perros, pero es más que nada una muestra de poder que una agresión real. Los perros machos por lo general inhiben su mordida y no desean causar daño serio (las excepciones aquí son las razas típicamente usadas como razas de pelea, bull terriers, mastiffs, dogos argentinos, etc).

Disputas de jerarquía entre dos hembras. Esto sí es cosa seria. Dos perras que se pelean lo hacen a muerte. Las perras no tienen inhiben la mordida como los machos. Por lo general las hembras no tienen gran predisposición a pelear, por lo que este tipo de peleas, si bien raras, son extremadamente peligrosas cuando ocurren. (Otra nota especial: puedes considerar cualquier pelea en la que alguno de los perros – hembra o macho – es una raza de pelea, como si se tratara de una pelea entre hembras).

Disputas de jerarquía entre un macho y una hembra. Esto es muy raro. Las hembras normalmente aceptan la dominación natural de los machos. Un macho nunca lastimaría a una hembra, incluso a expensas de su propia vida. Esto hace que una pelea entre un macho y una hembra sea extremadamente peligrosa para el macho. Si no puede huir, es muy probable que muera ante la hembra, a pesar de ser mucho más grande y fuerte que ella.

Disputas de jerarquía entre dos cachorros. Diviértete! Y no te preocupes… si son compañeros de camada (hermanos) o de igual edad y tamaño comparable. De otra manera, puede ser algo serio. La naturaleza no tiene forma de resolver el problema con dos cachorros de distintas edades y tamaño. Y los cachorros no inhiben su mordida. Esta se desarrolla en la pubertad. Por lo que un cachorro de cinco meses podría matar accidentalmente a uno de dos meses con facilidad. Igual dos cachorros de cuatro meses que son significativamente distintos en tamaño, puede significar un peligro para el más pequeño.

Disputas entre un cachorro y un adulto. Siempre que el adulto tenga la fuerza física para vencer, no habrá problema. Incluso una hembra jamás lastimaría un cachorro. Pero piensa en el hecho que la naturaleza considera un cachorro como “un perro que no ha llegado a la pubertad”. Un perro de 8 meses ya no es un “cachorro”. Es un jóven adulto, y no adquiere la “protección a cachorros” por parte de otros perros.


1 comment for “Peleas de perros: datos importantes que se deben saber.

  1. juliana
    27 septiembre, 2011 at 6:20 pm

    no dice en ningún lado como evitarlo

Comments are closed.