San Francisco hace honor a su nombre, estudia prohibir la venta de animales

EE.UU. / San Francisco estudia prohibir la venta de animales, incluidos peces de colores y hamsters.

San Francisco, la ciudad fundada por los españoles en honor a San Francisco de Asís, patrón de los animales, está estudiando prohibir la venta de animales en tiendas especializadas.

Lo hacen, dicen, para prevenir la crueldad innecesaria que deriva de la compra de mascotas y para evitar que los animales sean tratados como meras mercancías. Argumentan, además, que el tráfico de animales para la venta está llevando a la desaparición de especies exóticas del sudeste asiático.

Si prospera esta iniciativa San Francisco se convertiría en la ciudad más proteccionista con los animales del mundo.

La prohibición incluye todo tipo de animales, desde perros, gatos y conejos, hasta otros más exóticos como lagartos, serpientes o loros.

San Francisco ya había adoptado medidas como prohibir la “desungulación” de los gatos (extirpar quirúrgicamente las uñas), una práctica penada incluso con cárcel.

Ojalá se apruebe esta medida. Los animales no deberían comprarse en las tiendas llevo años defendiendo que hay dos medidas que frenarían casi en seco el abandono de perros y gatos y esta es una de ellas.

La primera es esa. Impedir que las tiendas tengan expuestos cachorros. Lo primero por el bienestar de esos animales, separados demasiado pronto de sus madres para verse metidos en jaulas y aislados durante demasiado tiempo en ocasiones de los estímulos adecuados para crecer de forma saludable física y mentalmente. Lo segundo para evitar la compra por impulso de un ser vivo que muchas veces termina en abandono.

La otra medida es controlar activamente la cría, impidiendo las granjas de cachorros y que los particulares crucen y vendan cachorros sin ton ni son.

Eso indirectamente derivaría en muchas más adopciones y muchas menos compras pero más responsables.

Pero San Francisco ha dado un paso más planteándose prohibir también la venta de todo tipo de ser vivo: reptiles, pequeños mamíferos, peces y otros pequeños mamíferos.

A los que les parezca exagerado prohibir también hamster o peces tropicales, deberían informarse sobre los índices de mortandad que tienen estos animales en el proceso.

Gonzalo Fernandez A.

Pueden comentar esta nota aquí: